Las rastras de discos son utilizadas, para hacer la preparación de la tierra antes de la siembra, que consiste en mover la capa superficial del terreno, desmenuzando terrones, dejando la tierra suelta, aireada y mullida lo que se obtiene pasando la rastra las veces que sean necesarias de acuerdo al terreno y al cultivo a sembrar.

La bancada de discos delanteros, generalmente está equipada con discos dentados, que hacen un mejor trabajo rompiendo terrones y troceando residuos de la limpieza.

La bancada de discos traseros, vienen con discos lisos y paleta limpiadora, desplaza la tierra en sentido contrario de la bancada delantera por lo que entierran los rastrojos, pulveriza los terrones y nivela el terreno.

Existen dos tipos de rastras:

Las Rastras de Levante

6

Las Rastras de Tiro

7

La selección de la rastra dependerá del tipo de terreno en que se siembra y en algunas ocasiones del cultivar.